Como Tomar Tequila

Degustalo puro, disfrútalo lentamente. Escoge un tequila hecho 100% de agave. No todos los tequilas se crean de la misma manera. Si estás planeando degustar tu tequila y disfrutarlo como la mayoría de los mexicanos, asegúrate de escoger un tequila que sea 100% auténtico.

Hay tequilas que son “mixtos”, lo cual significa que están hechos de por lo menos 51% de agave y son fortificados con azúcar, generalmente de jarabe de maíz o caña de azúcar. Aléjate de estos. No tienen el sabor puro del tequila.

Muchos cantineros y expertos en tequila recomiendan escoger tequilas que pertenezcan a familias a los que pertenecen a grandes conglomerados. (Cuervo, Orendain, Sauza). Si puedes encontrar un tequila que sea un negocio familiar, es muy probable que sea 100% de agave, y el sabor será simplemente mejor.

¿Cómo influye en el paladar beber el tequila frío?
El tequila no se debe enfriar nunca. Siempre se debe tomar a temperatura ambiente. Entiendo a quienes han impuesto esta moda para vender más, pero el tequila nunca se debe tomar frío.

El tequila se puede beber como aperitivo (blanco), con un primer tiempo (reposado), con platillos fuertes (añejo) y con un buen postre (extrañejo).

Escoge un tequila “Añejo”. Estos tequilas se maduran por lo menos un año, tienen una mejor degustación que el tequila que es madurado apresuradamente o aquellos que se les impregna el sabor del tequila pero no poseen el cuerpo ni la complejidad para redondearlo. Estos “añejos” son a menudo comparados con el cogñac.

Los tequilas añejos suelen ser más caros que los “reposados” ó “blancos”, pero no demasiado.

Los “añejos” se beben a temperatura ambiente. Añadir hielo diluye el sabor y puede enmascarar los diferentes componentes del tequila.

Si quieres tener seriedad al momento de degustar un tequila, considera obtener un vaso de tequila o caballito para disfrutar tu “añejo”.

Tequila extrañejo: Es color ámbar, brillante, luminoso, con cuerpo. Predomina el sabor a roble blanco con agave cocido y frutos secos (higos, manzanas, chabacano, nuez y chocolate negro). Es dulce y amaderado. Se acompaña con mousse de chocolate y queso camembert o brie o con mermelada de higos y pan francés.

Disfruta tu tequila con un poco de sangrita. 

La “Sangrita” recibe el nombre por el color del líquido y no contiene alcohol. Coloca la sangrita y tu tequila en vasos shot o “caballitos” separados y bebe por turnos el tequila y la sangrita. Para hacer la sangrita, mezclalos y refrigera:

1 taza de jugo de naranja fresco

1 taza de jugo de tomate (que no sea V-8)

1 oz de jugo de limón fresco

1 cucharadita de granadina

12 pizcas de salsa picante — por ejemplo, Cholula

 Bandera: 3 caballitos en uno tequila en otro jugo de limon y otro jugo de tomate muy rico.

Sigue el protocolo de degustación (opcional). Si eres el tipo de persona que disfruta pensar en degustar el tequila “de la manera correcta”, aquí te ofrecemos unos consejos de cómo disfrutan los expertos su tequila.

Vacía una onza de tequila en un caballito o copa. Sostén la copa por el tallo (no del cuerpo), levantala a nivel de tus ojos y observa el color del tequila.

Agita suavemente el vaso con tequila. Observa cómo el el tequila se adhiere a las paredes del vaso, y busca el efecto de “collar de perlas”.

Toma un sorbo pequeño, saborea el tequila en tu boca por unos 10 segundos, permitiendo que el alcohol viaje a diferentes partes de tu lengua.

¡Traga y repite!…

Tragos de tequila, bebelo rápidamente

Escoge un trago de tequila “blanco”, “oro” o “reposado”. El tequila “Oro” tiene un sabor parecido al “blanco” a un precio similar. Recuerda escoger un tequila 100% de agave. Los tequilas “Mixtos” son económicos, pero la resaca de la mañana siguiente es costosa.

El trago debe ser puro y a temperatura ambiente, no frío.

No tienes que hacer la rutina de la sal y el limón si no quieres. (La mayoría de los mexicanos no lo beben así de cualquier manera). Vacíalo en un caballito o vaso shot, brinda y pásatelo de un solo golpe a tu garganta.

Prepara el trago con sal y limón. 

El método del trago de tequila con sal y limón se ha usado por un tiempo, aunque no está claro si es un modo popular de beberlo en México. Un reporte sugiere que la mención más antigüa de la técnica de la sal y el limón, es de 1924, que invierte el orden: Primero el limón, luego el tequila y después la sal. De cualquier manera, es una manera popular de tomar tequila. Así es como se hace:

Lame la piel entre tu pulgar y dedo índice. Coloca un poco de sal en tu piel, la cual se debe adherir a la humedad que dejó tu saliva.

Con un trago de tequila y una rodaja de limón en la mano, lame la sal de tu mano y tómate el trago de tequila. Trata de hacerlo de un solo golpe si puedes. Tú eres quien lo está tomando después de todo.

Chupa una rodaja de limón después de beber el trago. La acidez del limón no será tan fuerte después del alcohol.

Fuente: ENJOTY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *